Periodismo
Cultural
en Línea

Uno de los cantantes más prestigiados en el mundo de la ópera con una carrera construida en tres décadas, Ramón Vargas, está en Torreón. El tenor se siente afortunado de cantar este 8 de diciembre en una gala con la Camerata de Coahuila, en el Teatro Isauro Martínez, después de más de 15 años cuando se presentó por primera vez con esta orquesta.

En conferencia de prensa, el artista quien viene de presentar una serie de conciertos en París, habló del papel del arte en un momento en que se difunde una mala imagen sobre México:

“Pienso que estamos haciendo a México, pienso que este tipo de actividades artísticas es una respuesta a los actos de violencia, de corrupción, de malas noticias que recibimos de lo que desafortunadamente está sucediendo en nuestro país. Pero afortunadamente hay respuestas como la Camerata, como toda la gente que se interesa en  la música, como un modo de vida, por su buena voluntad, por las emociones, por la sensibilidad de las personas, todo esto está creando un México mejor. Definitivamente el arte siempre ha sumado, nunca ha restado”.

Dijo que  los grandes pasos que se dan en la humanidad  siempre están ligados a las formas más altas del ser humano de expresarse, entre ellas la música. “Shopenhauer señaló que los seres humanos somos destructivos, somos error de dios, pero los seres humanos nos rescatamos a través de la filosofía y del arte, de entre ellas lo más importantes  la música. La música y el arte es la salvación para nuestra patria”.

Agregó que: “la política (que no quiero tocar) y otros temas nos dividen, la música no. La música nos une, podemos crear una orquesta con un músico de cada país del mundo, y todos vamos a crear una armonía al recrear una obra, es la maravilla de la ópera, cantar es orar dos veces como lo menciona la biblia. La capacidad que tiene la voz no la da ningún instrumento, me siento muy afortunado de poder participar en desarrollar la sensibilidad de los mexicanos”.

Aunque Ramón Vargas está desarrollando de manera fuerte su carrera en otros países, sobre todo en Europa, siempre lleva a México consigo: “Me toca hacer México fuera de México, pero cuando estoy aquí me siento muy afortunado”.

El tenor estuvo acompañado del presidente del patronato de la Camerata, Pedro Madero, quien comentó que tener una gala de ópera con un cantante como él es como si en Torreón se viviera una final de torneo de la Champions League e invitó al público de la Comarca a valorar la calidad de un concierto de este tipo. Por su parte, el director artístico Ramón Shade, expresó su gusto por tener a Ramón Vargas en Torreón, en un momento cúspide de su carrera y en plenitud de voz.

Acerca del programa que se presentará este viernes, el tenor expresó: 

"Hemos pensado un programa especial para esta ocasión, un programa tan difícil, sinceramente no lo había cantado nunca, estamos haciendo música que es un reto, me han invitado a hacer múscia y ópera, a cantar y a disfrutar lo más que se pueda".

"Una parte es de Mozart, pero es un Mozart de una opera particular La Clemenza Di Tito, que actualmente estoy cantando en París  en medio de funciones, terminando aquí me voy a Paris...Depsues haremos Donizetti. En la segunda parte vamos a hacer música de Verdi, que considero el más grande compoitor de ópera de todos los tiempos, 20 de sus óperas son obras maestras. Vamos a hacer un Verdi especial, no tan común. Un Verdi muy difícil porque el público de Torreón lo merece, porque tiene 25 años de escuchr música", finalizó.