Periodismo
Cultural
en Línea

La última noche del mes patrio, los raperos provenientes de Santa Catarina en Monterrey, visitaron después de dos años la Comarca Lagunera, trayendo con ellos un espíritu de libertinaje que se sentía desde la entrada al recinto.

Torreón fue sede de este grupo de raperos mexicanos, quién no sólo se trató de Cartel de Santa, si no sus acompañantes de gira: Santa Estilo y El Millonario, los cuales se unieron a la clausura de la Feria en este año 2017.

El ambiente lo hacían cientos de espectadores quiénes protestaban a través de las rimas entonadas con estilo y un peculiar olor a hierba englobando el ambiente.

Se sentía la rebelión a cargo del maestro Babo, quién arribo al escenario alrededor de media noche con lentes obscuros deleitando entre sus éxitos “Éxtasis”, “El arte del engaño”, “La Pelotona”, y “Mucha Marihuana”, la cual fue entonada con honores pese al equipo de seguridad municipal que resguardaba de forma agresiva el evento.

Después de una hora y media de concierto, Babo se despidió de Torreón entre gritos que exigían más de él. El equipo se trasladó a la parte trasera de las instalaciones, pidiéndonos tiempo a que el vocalista se instalara, para que luego de un rato nos hicieran llamar.

Se trataba de “Babo” quién se encontraba en una silla al fondo de la habitación, con un aspecto despreocupado, reflejándose en una ventana las luces de la ciudad lagunera; la primera reacción fue presentarme y él regreso el saludo estrechándome la mano y con su voz rasposa nos recibió de una manera atenta.

Su semblante era diferente al tenerlo de cerca, no era el tipo imponente que proclaman en el escenario, si no mucho más sencillo de lo que parece. Acaparó mi atención lo colorido de su pulsera que portaba en la muñeca desde el concierto -¿Es huichol? Le pregunté – No, es de la cultura inga provenientes de Colombia… están en peligro sus raíces, y cuando fuimos para allá, tuvimos la oportunidad de adquirirlos. – me contestó mientras guardaba con mucha delicadeza un collar del mismo material en su mochila.

Comencé a observar a los otros integrantes de “Babilonia Music”, quiénes de igual forma portaban pulseras de chaquiras coloridas. Ahí es cómo me topé a “MaHielo”, parte de Santa Estilo, quién me compartió la historia de su productora creada cómo un proyecto de Cartel de Santa para ser dueños de lo que ellos crean, sin necesidad de asociarse con quién roban parte de lo que les pertenece, según su punto de vista.

Así fue como Cartel de Santa se asoció con Santa Estilo, provocando con esto la unión del talento del rap mexicano bajo el mismo sello, y siendo parte de la familia, cómo ellos se hacen sentir.

Soy nocturno, paso la mayoría del día durmiendo, dijo Babo al fondo de la habitación haciendo referencia a su canción ‘Me alegro de su odio’. 

El tiempo en el reloj corría y con él fluían las pláticas cómo la de su estancia en la cárcel hace unos años y de cómo sus compañeros tuvieron que sacar un disco para recaudar fondos y poder salir de ahí.

La tinta que cubre la mayor parte de su piel y sus vestimentas holgadas y negras con letras y diseños en blanco tan sólo es parte de la faceta que quieren portar, su sencillez habla por ellos, su pasión desata la música que viene desde la profundidad de su ser, y sus ganas de querer cada vez llegar más alto.

Babo interrumpió mis pensamientos… -He dejado de ir al gimnasio, me lastimé la rodilla haciendo skate y acabo de pasar una operación, contó mientras una ola de humo proveniente de sus labios invadía la habitación; explicando la razón por la que quizá lucía delgado. Agregó que él maneja sus redes sociales, incluso "MaHielo" contó que él editaba algunos de sus vídeos y los de publicidad.

¿Por qué cancelaste a principios de año en un antro de Torreón? – No he cancelado nada, si me invitan yo vengo. Y no me gusta tocar en antros y esos lugares, prefiero en donde los boletos sean más accesibles y  todos puedan asistir- explicaba manteniendo su voz gruesa y lenta. -No le gusta que se cuelguen de su fama- replicó una voz proveniente de uno de su equipo.

De fondo escuchábamos “Si estuviera en Dubai” y Babo coreaba la letra y también decía que no le gustaba escuchar a otros raperos. -¿Qué más te gusta?-le cuestioné, - Minimal- por lo que los próximos instantes se reprodujeron canciones que seguían el ritmo del minimal techno.

No cantaste “Súbele a la greibol” le dije, y al instante todos los de su equipo coincidieron que era su himno. “Que en la peda y en la loquera se conocen los amigos” citó su manager, quién también es parte de la familia Babilonia. Y así fue cómo nos despedimos de Eduardo Dávalos, mejor conocido como  ‘Babo’ desde 1996 cuando se fundó Cartel de Santa y quién a sus 40 años sigue haciendo historia en el rap mexicano.