Periodismo
Cultural
en Línea

La meta inalcanzable del lector devorador quizá sea 52 libros al año, es decir uno por semana. Cada 31 de Diciembre se repite el propósito a la hora del brindis y exactamente en la misma fecha, pero transcurrido el año, se da cuenta de que nuevamente no lo cumplió.

Hay otro tipo de lectores más discretos, que prefieren la calidad por encima de la cantidad. Con diez libros, pero muy buenos libros, basta y sobra. Postura muy válida y creo hasta más sabia, aunque se pueda caer en el conformismo y pereza mental, pues normalmente el buen lector jamás sacia su sed. 

En particular intento leer lo más que puedo, el mayor tiempo que puedo, sin discriminar temas o géneros, aunque eso signifique sacrificar eventos sociales y algunas amistades. No importa. Como decía mi maestro Borges: vivo en constante conversación con los muertos. Y eso lo considero un privilegio.

Comencé media centena de libros en el lánguido 2017, puede que más, pero sólo logré terminar 34. Algunos de los comenzados siguen en el buró o en mi estudio esperanzados en ser abiertos de nuevo, cosa que sucederá no sé cuándo, pero no los pierdo de vista. Otros han sido devueltos con violencia al librero con mi cara de decepción y enfado, sintiendo que perdí tiempo.

De los felizmente terminados, hice una lista de las veinte lecturas que más me emocionaron,  motivo de este texto. Es raro que lea libros del año en curso y eso es por una sencilla razón: nunca me entero de las novedades. 

Aunque siempre me llegan, con dos o tres años de retraso, pero llegan. Aún así soy de esos lectores que permite que un libro lo lleve a otro, sin importar los años de su publicación. Leo vía Twitter a mis colegas escritores que recomiendan textos recién saliditos de la imprenta. De alguna forma los envidio, porque están al tanto de las novedades editoriales. Quizá algún día cambie mis métodos de lectura, pero por lo pronto continúo con mi actividad favorita: desempolvar mi librero.

 

He aquí mis favoritos del 2017:

 

1.- Las Partículas Elementales. Michel Houellebecq. 1998. Anagrama.

2.- Los Buddenbrook. Thomas Mann. 1901. Edhasa.

3.- Manual Para Mujeres de la Limpieza. Lucía Berlin. 2015. Alfaguara.

4.- Sumisión. Michel Houellebecq. 2015. Anagrama.

5.- La Náusea. Jean Paul Sartre. 1938. Seis Barral.

6.- Ecce Homo. Friedrich Nietzsche. 1908. Alianza.

7.- Si mi Biblioteca Ardiera Esta Noche. Aldous Huxley. 1947. Edhasa.

8.- The Wire. Rafael Álvarez. 2013. Principal de los Libros.

9.- Tótem y Tabú. Sigmund Freud. 1913. Alianza.

10.- Los Placeres del Condenado. Charles Bukowski. 2007. Visor Libros-Poesía.

11.- Psicología de las Masas. Sigmund Freud, 1921. Alianza.

12.- La Cultura. Dietrich Schwanitz. 2003. Debolsillo.

13.- Putas Asesinas. Roberto Bolaño. 2001. Anagrama.

14.- Reflejos de un Ojo Dorado. Carson McCullers. 1967. Seis Barral.

15.- Ellos Quieren Algo Sucio. Entrevistas a Charles Bukowski. 1941. Nitro Press.

16.- Un Año con Schopenhauer. Irvin D. Yalom. 2005. Booket.

17.- Eros y Psique. Apuleyo. Siglo II. Atalanta.

18.- El Juego Infinito. Jorge Valdano. 2015. Conecta.

19.- La Gran Caza del Tiburón. Hunter S. Thompson. 1974. Anagrama.

20.- La Efeba Salvaje Carlos Velázquez. 2017. Sexto Piso.

Twitter: @AlexRdriguezSa