Periodismo
Cultural
en Línea

Este cuento, inédito, inconcluso y que comenzó como una “historia para dormir” que Mark Twain inventó al vuelo para sus hijas, es traído una vez más a la vida por los galardonados Philip y Erin Stead.

Todo comenzó una noche de 1879 en un hotel de París, Mark Twain se sentó con sus hijas pequeñas, quienes le suplicaron a su padre que les contara un cuento. Así comenzó la historia de Johnny, un pobre muchacho cuyo único amigo era un pollo. Más tarde, Twain, haría algunos apuntes sobre la historia, pero quedó sin terminar... hasta ahora.

Las notas fueron extraídas del archivo de Mark Twain en la Universidad de California en Berkeley por el doctor John Bird, un estudioso de la obra de Twain y profesor de la Universidad de Winthrop. Bird tenía la intención de encontrar material relacionado con alimentos para recopilar un recetario de cocina de Mark Twain. Mientras buscaba, una palabra llamó su atención: oleomargarine (nombre de un ingrediente culinario en la época de Twain). Pensó que lo que estaba buscando había aparecido, pero lo que encontró fue totalmente distinto, pues se trataba de anotaciones que hablaban de un niño llamado Johnny. Fue entonces cuando identificó el texto como un cuento inconcluso para niños. Bird compartió su hallazgo con la doctora Cindy Lovell, quien entonces desempeñaba el cargo de directora ejecutiva de la Casa-Museo de Mark Twain en Hartford. En 2014 la editorial Doubleday Books for Young Reders adquirió los derechos para trabajar en conjunto con el museo y el archivo con el fin de crear una obra nueva a partir de los apuntes de Twain.

Los editores se pusieron en contacto con Philip y Erin Stead, autor e ilustradora ganadores de la medalla Caldecott por el libro Un día diferente para el señor Amos, para encargarles que terminaran e ilustraran la historia. El resultado es un hermoso y original libro ilustrado que toca temas como la caridad, la bondad, la tiranía y la valentía.

El rapto del príncipe Margarina es un cuento de hadas con semillas mágicas, un príncipe secuestrado y animales que hablan. Una historia que encantará a grandes y pequeños por igual.

EL AUTOR

Mark Twain es considerado como uno de los escritores más grandes de la literatura universal. Nació en Florida, Misuri, con el nombre de Samuel Langhorne Clemens. Cuando era pequeño, se mudó con su familia a Hannibal, Misuri, a orillas del río Misisipi, un escenario que inspiró sus dos novelas más conocidas: Las aventuras de Tom Sawyer y Las aventuras de Huckleberry Finn. Twain y su esposa, Olivia Langdon Clemens, tuvieron cuatro hijos: un hijo, Langdon, que murió cuando era niño, y tres hijas, Susy, Clara y Jean.

Fuente: Editorial Océano