Periodismo
Cultural
en Línea

En el Inglaterra Antiguo Alex un cheloveco de 15 años nos adentra a su desenfrenada pasión por la ultraviolencia, el sexo y el moloco desatada en el bar lácteo Korova acorde de melodías clásicas líderadas por Beethoven.

La considerada obra de culto pertenece a 1962, época en la que se vivía en medio de la Guerra Fría en donde Anthony Burgess incorporo en sus líneas la jerga futurista nadsat creando un híbrido de inglés y ruso. La unión entre capitalistas y comunistas fue detonante para situar la historia en un distópico contexto.

Medio siglo después Alex y sus drugos (Pete, Georgie y Lerdo) en Korova ingiriendo Velocet, synthemesco o drencrom (sustancias legales situadas en el antiguo Reino Unido donde las bebidas alcohólicas  resultaban ilícitas) siguen sin perder su temporalidad.

Nadsat significa adolescencia en ruso, y fue el punto de partida de Burgess para crear a los chelovecos que vestían pantalones de malla negra ajustada, chaquetas cortas y ajustadas a la cintura, corbatas blancas y botas resistentes para patear, todo acorde a la última moda nadsat.

El narrador de la historia vive en un edificio municipal de los suburbios y se caracteriza por ser ingenuo y ultraviolento con dependencia a hacer el mal revelándose contra la autoridad, (incluso a sus padres que son de clase obrera) cometiendo crímenes a sangre fría por placer y goce, dejando como consecuencia que sea encarcelado y ser sometido al Tratamiento Ludovico, novedosa técnica conductista destinada a erradicar el mal de raíz.

El protagónico coestelar es el Gobierno, quien ejerce otro tipo violencia más sutil indirectamente en sus instituciones (cárcel), tratamientos (tratamiento Ludovico) e intereses políticos.

Lo narrado por Alex DeLarge  (cómo se hace llamar) genero controversia siendo el libro censurado en ciertos países acusado al autor de predicador de la violencia sin sentido, incluso la adaptación cinematográfica de 1971 tuvo el mismo impacto.

Actualmente lo relatado por Burguess, sigue siendo una joya representativa del siglo XX y sus líneas que fueron objeto de calumnia, han dejado de impactarnos, resultandonos hasta comprensible debido a la realdiad que hemos estado viviendo.

El penúltimo capítulo expone irónicamente cómo nuestro humilde narrador es sobornado de forma perspicaz por el Gobierno ante cámaras y reporteros luego de que su caso revolucionara en la prensa, mostrándonos una realidad no tan fantasiosa. Incluso el ministro resaltá que el activista quién uso a Alex como prueba en contra del estado, fue encarcelado para mantenerlo a salvo, poniendo en duda a favor de quien fue el arresto.

Para finalizar el controversial capítulo 21 nos muestra un desenlace esperado, incluso reflexivo, donde el autor hace referencia al título de su magnífica obra: la madurez, la comprensión, y el repetitivo ciclo que no dejará de correr esta fuera de sus manos y nadie querrá entender hasta después, cuando todo este hecho.

El ejemplar fue escrito luego de que la mujer de Anthony Burgess fuera violada por cuatro marineros borrachos durante la guerra, dando como resultado algo revelador. En la obra da vida al escritor F. Alexander con quién comparte una historia similar y asemeja pensamientos, haciendo referencia a que en el transcurso de la narración escribe el libro: "La naranja mecánica" quién deja impactado a Alex desde su hallazgo en la casa del autor.