Periodismo
Cultural
en Línea

Por Saúl González Estrada

El escritor y periodista Luciano Campos Garza da un giro radical en su formato literario. A través de “Mty, ladrón de mi cerebro. La hinchada más pasional: La Adicción” (Shop and Read, 2016) Campos Garza explora en la literatura del futbol que hemos leído con gusto en las letras de Villoro, Valdano o Gómez Junco. Eso habla de una funcionalidad creativa diversa que se refleja en sus variados títulos.

Desde la novela negra o policiaca El Anhelo de la Sombra, (Conarte, 2006); y el guión El cóncord negro (UANL, 2014), pasando por el marcaje personal periodístico de “El Bronco. Claroscuros del hombre que derrotó al sistema (Planeta, 2015)”, ahora el autor nos entrega un texto con un giro de 180 grados donde el sentimiento de la barra y la hinchada de La Adicción del Club de Futbol Monterrey es el centro de una historia que comenzó en 1998.

Luciano Campos Garza ha reflexionado en que el texto no es una cronología. Pero no está alejado de ella. Es un pasaje completo de casi dos décadas enmarcado en avatares y derrotas; de triunfos y de orgullo donde el personaje principal es La Adicción y los sentimientos que genera pertenecer a esta subcultura denominada universalmente como barra, hinchada o torcida.

Pero la propuesta en el libro va más allá: Campos Garza forma parte de la historia (de manera ficticia o real, aún no lo sé) narrando desde la entraña de la barra ese proceso de iniciación que solo el que visitó el Estadio Tecnológico y es rayado a morir pudo haber vivido.

Una hinchada es más que gritos, cánticos y catarsis. Es toda una cultura, es una forma de vida. En cada página Luciano Campos brinda esa descripción con algunos pasajes: las finales ante Cruz Azul y Morelia; la participación del Club de Futbol Monterrey en el Mundial de Clubes y desde luego, el orgullo de ser papá ante los Tigres en los clásicos regiomontanos.

Hay un dato particular: el autor es sumamente tigre. Un Tigre a morir. Tuvo la osadía de meterse a la cueva del Boca Juniors hace casi diez años con camisa de los felinos. Ha viajado al otro lado del mundo con la auriazul pegada al cuerpo. Con familia postiza en Torreón, le ha picado la cresta a los santistas en sus reuniones futboleras.

Pero eso no se siente en el libro. Eso sin duda uno de los grandes méritos de Chano en este compendio. El lector hincha, el rayado de cora, al dar carpetazo a la última página del texto, no notará nada al respecto porque parece que el autor es un barrista. Parece que lleva un Rayado oculto dentro de su corazón. De hecho, hay un pasaje que habla de su incursión en La Adicción la cual describe como catártica e inigualable.

Mty, ladrón de mi cerebro. La hinchada más pasional: La Adicción es más que un libro de futbol. Es mucho más que la explicación de la barra y de su origen. Es más que una institución futbolística. Es, sin lugar a dudas el preámbulo de la reinvención de Luciano Campos Garza en esta nueva experiencia literaria y además es un abono extra al género de la literatura del futbol hecha desde el mero corazón de ese deporte, el más pasional del universo.

(El autor es periodista cultural en Nuevo León, México)

 

Luciano Campos y Saúl González.