Periodismo
Cultural
en Línea

El escritor lagunero Vicente Alfonso sigue dando buenas noticias. Su novela “Huesos de San Lorenzo” ya ha sido traducida al turco, alemán e italiano. Pero además se encontró en el lugar número tres de las diez más vendidas en México, de acuerdo con el sitio www.frontera.info, en la semana del 4 de marzo de este año.

El autor radicado en la ciudad de México anunció que esta semana “NN editore” lanza oficialmente “Ossa di San Lorenzo” en Italia, y continuará presentando en diferentes puntos del país la novela publicada en español por Tusquets.

El martes 25 de octubre estará en la Feria del Libro de Morelia, en el centro cultural Clavijero. El jueves 27, coordinará el taller de narrativa Interfaz, del ISSSTE, en Mérida. 
El viernes 28, presentará la novela en Acapulco durante el Festival Barco de Libros. Y el  sábado 29, hará lo mismo en la Feria del Libro de Monclova, en la Biblioteca Harold R. Pape.
Finalmente el lunes 31, estará en la Feria del Libro de Hermosillo Sonora, en el auditorio Edmundo Valadés. 

BUENAS CRÍTICAS

Basta con leer algunas reseñas sobre el libro de Vicente, para darse cuenta de lo bien que esta obra ha sido recibida a nivel nacional:

Elmer Mendoza ha escrito en El Universal: "Huesos de San Lorenzo, de Vicente Alfonso, es una novela dinámica, llena de guiños y de pequeñas y ásperas historias que abonan a la principal. Crea un mundo donde Viesca, Torreón y Parras: “tierra de vinos y espiritistas”, son el espacio donde se mueven los personajes. Su prosa es limpia y precisa, guarda un equilibrio hasta el final, que se manifiesta como un deslizamiento inesperado. Aunque es una novela del norte, no hay música ni palabras ni carne asada, pero sí esa fuerza creativa de estos autores jóvenes que están enriqueciendo la historia de la narrativa mexicana. Vicente Leñero señala que “es un novelista excelente”, opino lo mismo, ¿y usted? Por supuesto, es un orgullo no poder eludir una prosa tan bien elaborada".

Por su parte, Sergio González, en Reforma apuntó: "Sin abandonar su raigambre cultural, Huesos de San Lorenzo explora un horizonte superior y de mayor complejidad que los relatos actuales sobre esa entidad literaria llamada Norte de México, buena parte de ellos vinculados con la inmediatez cotidiana y coloquial. Vicente Alfonso sabe de modo estupendo elevar la mira sobre el alcance de la novela negra en la literatura mexicana".