Periodismo
Cultural
en Línea

Después de una serie de trabajos periodísticos, la crónica y el ensayo, el autor, Julio Patán, presenta su primer trabajo de ficción, Negocio de chacales. Obra que no se aleja de las realidades corruptas del periodismo en México pervertidas por las altas esferas del poder.

Publicado bajo el sello Planeta, Negocio de chacales, verá la luz durante las actividades de la Feria Universitaria del Libro (FUL 2016) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Actividad que tiene como eje la promoción de libros y la práctica de la lectura. La FUL estará en el Polideportivo Carlos Martínez Balmori, ubicado en la Ciudad del Conocimiento de la UAEH, en el Km. 4.6 de la Carretera Pachuca-Tulancingo, en el Estado de Hidalgo.

Según Nicolás Alvarado, director de TV UNAM, esta novela de Patán  cuenta con lo necesario para ser un producto disfrutable y de calidad, comparándola con los trabajos del género negro al estilo de Dashiel Hammet, Raymond Chandler o Hemingway.

 
Al mero estilo Hard Boiled, leemos al protagonista Blasco Rojo, un periodista en pleno estado de crisis que encuentra trabajo gracias a las conexiones familiares que lo unen con un ser político de naturaleza controversial, abandonándolo dentro de un escenario de cinismo y mal reportaje.

Patán, conocido por su trabajo dentro de Canal 22 y en su programa de televisión, Final de Partida, mezcla lo mejor del thriller y la novela policíaca, géneros que destacan por no ser de los favoritos de la crítica literaria del país.  

Según la sinopsis hallada en su boletín de prensa:

La anécdota principal de la novela se basa en la odisea del personaje Blasco Rojo, acompañado de Néstor una especie de torpe escudero, que también ejerce un periodismo heterodoxo, por decirle de algún modo, y se les envía a indagar el tema del despropósito de la construcción de un campo de golf en una localidad en la que las tradiciones son importantes para la población, San Miguel Acuitlapán, ubicado en el estado de México. Ahí los misterios, la intriga, el humor ácido llevan la melancolía y amargura de Blasco Rojo a descubrir quiénes y cómo ejercen la corrupción, aunque sin poder cambiar nada.

“Mira, si te digo la verdad, yo tenía siempre el hormigueo de entrarle a este género, pero nunca había escrito algo si no había un contrato de por medio; y hace ya bastantes años, más de 10, por ahí del 2004, comencé esto como un garrapateo a mano. Después de 2012, cuando terminé “Conspiraciones” –que no tiene nada que ver con esto-- y como el lector de novelas policiacas que siempre he sido, la comencé como un ejercicio de diversión; un ejercicio desencantado, uno no debe cometer el error de confundirse con sus personajes, pero éste sí es un aspecto de mí, la certeza absoluta del fracaso de las utopías”, observa el escritor.

Negocio de chacales, se encontrará dentro del stand de Planeta en la sección de novedades en su filial mexicana, Planeta de Libros. El autor participará en diversas actividades editoriales y conferencias que se organizarán dentro la FUL.