Periodismo
Cultural
en Línea

Antonio Garci da a conocer su más reciente libro “El Godinato”, en el cual, bajo el sello editorial Diana, asegura que todos somos “Godínez”. No sólo en México sino en todo el mundo y así es como encontramos en el texto los diversos nombres que reciben los Godínez, como en el caso de España donde se les conoce como “Los Ramírez”; por mencionar alguno. 

El libro será presentado en la Feria Universitaria del Libro (FUL 2016), que organizan la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) y su Patronato, del 24 de agosto al 4 de septiembre. 

Caricaturista desde hace más de veinte años, Garci ha participados en proyectos como “La leyenda de Nahuala y Nicté”; autor de libros como “Sex Zoo”, “El huevo y quien lo puso”, “Por qué las mujeres aman a los pendejos”, “La pendejísima historia de las elecciones en México”, entre otros.

Como escritor se autodefine con el título de “especialista en puras pendejadas”, mismas que desarrolla con la sola intención de hacer reír mucho al lector, sin considerar, que esto le permita reflexionar el tema por sentirse identificado con los relatos y datos que componen sus libros. 

“Todos mis libros son para que la gente se ría, yo los pienso como un juguetote para que se carcajeen. Se trata de un texto humorístico hecho con datos duros; recordemos que el humor es irremediablemente crítico y tiene que ser inteligente si no, no te ríes, le tiene que dar la vuelta a la razón. Un efecto secundario es que aprendes o reflexionas porque lo ves desde un ángulo muy contrapunteado y te cambia la perspectiva”, dijo al respecto. 

En el subtexto de “El Godinato” muestra cómo es la vida de los trabajadores en México comparado con el resto del mundo, cómo son las vacaciones, el ambiente laboral, qué hay de las leyes laborales aquí en comparación a otros países, qué pasa por ejemplo si una trabajadora se embaraza en México y cómo difiere en Estados Unidos, Canadá, Alemania o Brasil. 

Considera que son el sistema operático del mundo, ordenando para que todas las cosas sucedan, “Te juro que son como la mano de Dios, lo que pasa es que el sistema Godínez es una forma de vida, más aún, no existiría la civilización si no hubiera un estilo 'Godínez’; cuando ya logras organizar una cadena de trabajo, necesariamente aparece como en embrión el prototipo del Godínez”, puntualizó. 

Antonio asegura que el 99 por ciento del libro está basado en hechos reales de su experiencia “Godínez”, casos como: el cumpleaños del jefe, el uso del gafete, la relevancia de los tuppers o la organización de la tanda…

“Dos de las claves de este libro es que todos nos podemos sentir identificados con algo, tú lees el libro y seguro te ha pasado algo de lo que aparece ahí, la otra es que este es apenas la puntita del iceberg. Cuando empecé el tema me di cuenta que no te la acabas, es inmenso, de ahí podrían salir otros 4 libros. Intenté revisar el fenómeno desde el mayor número de puntos de vista posibles y me quedé corto”, expresó.

Y así de grande como es el tema, lo es también “El Godínez Power”, quizá no lo percibimos así ya que siendo una mayoría no concebimos este fenómeno como trascendental o especial, somos más como lo normal que viene a vestir esta sociedad Godínez en la que vivimos. 

“Yo creo que no nos hemos organizado para hacer la marcha del orgullo Godínez y sacar toda nuestra Godinez a relucir y convertirla en un tema de orgullo y en una bandera porque somos mayoría y tenemos el problema de que pasamos como lo normal. El día que nos demos cuenta de nuestro verdadero poder, el mundo no se la acaba”, afirmó.

Tan es así que en la sección “Todo lo que quería saber de los Godínez y temía preguntar”, argumenta divertidamente cómo es que los “Godínez” no son de izquierda ni de derecha, sino que la izquierda y la derecha son totalmente “Godínez” para poder funcionar.