Periodismo
Cultural
en Línea

El festival cazacuentos UNO fue todo un éxito en su primera edición, llegando hasta 2800 personas y ofreciendo a los laguneros un acercamiento a la cultura y a grandes artistas de la región, además de hacer visibles las necesidades culturales de la Laguna.

Es por eso que el legado de este festival continúa, un ejemplo de ello es el taller de narración oral, que ahora es impartido de forma permanente por Raúl Esparza en la casa de Artes Iguamira, en donde se preparan a los nuevos narradores que el festival dejo.

Como parte de este legado también desde el 27 de mayo, todos los sábados a partir de las 7 pm se estará llevando a cabo el foro de narración “Cuentos bajo el árbol” como una plataforma que buscar impulsar la narrativa local, su sede será en avenida Morelos 639 pte.

Cazacuentos se conforma ahora como un colectivo con el apoyo de dos bibliotecarias de la región, Teresa López y Mónica Fonseca, además de la activista cultural Josefina Gonzales quien ha desarrollado ya varios proyectos sociales pro la comunidad lectora.

Debido a la gran recepción que tuvo la obra-charla “Eroticuentos”, este 24 de junio volverá a presentarse en el teatro Alfonso Garibay, con la presencia de la sexóloga Jessica casillas y Ricardo Violante en el escenario.

En cuanto al formato de Ópera, vuelve de forma evolucionada en una divertida experiencia que incluye hospedaje en hotel, concierto didáctico y recorrido por la ciudad con intervención escénica guiado por la soprano  ligera Blanca Sosa, el flautista Luis Diaz y el pianista Darién Diaz. Estas actividades inauguran los proyectos de continuidad y dan paso al desarrollo de públicos para la celebración del festival Cazacuentos 2018.