Periodismo
Cultural
en Línea

El día de hoy se recuerdan cinco años sin Amy Winehouse, una gran cantante y compositora que vivió su vida con intensidad y entregó un extraordinario legado al mundo de la música universal. Por su peculiar estilo como artista, su juventud y su talento; su música rápidamente se colocó entre la más vendida.

A cinco años de su partida, sigue siendo una de las cantantes británicas más escuchadas en el mundo. Así la recuerda el diario español EL PAÍS hoy: “Hace cinco años el mundo quedaba conmocionado tras conocerse que Amy Winehouse había muerto. Su legado era corto pero impactante. Aquella joven que se consumía en vida había representado a la última gran estrella de la música popular, una voz esplendorosa y desgarradora que dejaba un buen puñado de canciones imborrables”.

El documental “Amy” que se puede ver en Netflix, ganador del Oscar en 2016; es una interesante oportunidad de conocer los claroscuros en la vida de esta artista, fallecida en el momento de la cima de su carrera a los 27 años de edad.

Recordemos que Amy Winehouse fue una cantante y compositora británica de familia judía, destacada por sus mezclas de diversos géneros musicales, incluidos entre ellos el jazz, R&B, soul y ska. Fue reconocida por su contralto, registro vocal que fue descrito como «acústicamente poderoso» y capaz de expresar “profundamente sus emociones”.

En febrero de 2007, ganó el BRIT Award a Mejor Artista Británica. También ganó un World Music Award y tres Premios Ivor Novello, entre otros prestigiosos reconocimientos. Winehouse fue acreditada como una influencia detonadora en el ascenso de la popularidad de mujeres dedicadas a la música y de la propia música soul, y por fortalecer a la música británica, siendo una de las pocas cantantes de soul actuales que han influido fuertemente en la industria musical.

Fue encontrada muerta en su apartamento el 23 de julio de 2011 a los 27 años de edad, tras sufrir un colapso ante el síndrome de abstinencia. Esto se reveló meses después de su muerte, que en un principio fue asociada a sus múltiples adicciones.

Su álbum Back to Black posteriormente se convirtió en el álbum más vendido del siglo XXI del Reino Unido. En 2012, Winehouse fue incluida en el número 26 en el listado de las “100 mejores mujeres en la música” de la cadena VH1.