Periodismo
Cultural
en Línea

CINE - COMENTARIO

El niño Auggie Pullman (Jacob Tremblay) nació con el síndrome Treacher Collins, el cual genera un conjunto de deformaciones craneofaciales. Tras decenas de cirugías, Auggie ya realiza funciones básicas como escuchar y comer, pero su apariencia es perturbadora. Su madre Isabel (Julia Roberts) lo ha educado en casa pero, tras hablarlo con su esposo Nate (Owen Wilson), decide inscribir a Auggie en una escuela primaria. A pesar de las atenciones del señor Tushman (Mandy Patinkin), director del colegio, es inevitable que Auggie sea hostigado por algunos de sus nuevos compañeros. Para este pequeño de 10 años, estar por primera vez rodeado de niños, será una experiencia difícil.

 
NUNCA HE SIDO UN NIÑO ORDINARIO
En 2012 la escritora estadounidense Raquel Jaramillo editó Wonder, libro para público infantil y juvenil, acerca de un niño con deformidades faciales. Jaramillo, bajo el pseudónimo R. J. Palacio, se inspiró en el momento incómodo ocasionado por su hijo de tres años, quien lloró al ver a una niñita con el rostro deforme. El incidente, ocurrido en una nevería, fue la chispa para que Jaramillo creara su novela debut, la cual obtuvo críticas favorables y múltiples premios literarios. La autora tomó el nombre de Wonder de la canción homónima de Natalie Merchant, lanzada en 1995. Algunas líneas de la letra fueron usadas como prólogo para el primer capítulo. Desde 2012 se anunció la película.
 
MAYOR TOM
Tras varios intentos de concretar el proyecto, los cuales incluyeron a renombrados guionistas y realizadores, la adaptación cinematográfica de Wonder fue asignada al novelista Stephen Chbosky, célebre por dirigir el filme Las ventajas de ser invisible (2012), basado en su novela homónima. En esta ocasión, Chbosky trabajó el libreto con los prestigiados guionistas Jack Thorne y Steve Conrad. Extraordinario (Wonder, 2017) es una comedia dramática que maneja, en forma equilibrada, temas de alcance universal como la autoaceptación, el bullying, la discriminación, la amistad, la familia y los prejuicios. Chbosky consigue actuaciones creíbles de su elenco, en especial de los pequeños.
 
NO ERES FEO
Extraordinario apuesta a narrar su historia de manera sencilla. El director divide la película en capítulos nombrados según el personaje cuyo punto de vista es presentado: “Auggie”, “Via”, “Miranda”, “Jack Will”, etcétera. Así conoceremos la perspectiva del personaje central y de algunos personajes secundarios, como su hermana y amigos. El actor infantil Jacob Tremblay (“La Habitación”) muestra su talento a pesar de las gruesas capas de maquillaje y el uso de un casco de astronauta. Por su parte, Julia Roberts y Owen Wilson resultan convincentes y carismáticos como los padres preocupados por integrar a su hijo a una vida normal, con todo y momentos agridulces.
 
CONCLUSIÓN
Aunque filmes como El hombre elefante (David Lynch, 1980) y Máscara (Peter Bogdanovich, 1985) los protagonizan personajes con deformidades, Extraordinarioaporta la visión de un niño que debe enfrentar los problemas típicos de su edad, agravados por el síndrome que padece. Gracias a un guión inteligente, el personaje de Auggie no aparece como un niño ideal, sino como uno que debe aprender que el mundo no gira a su alrededor. Si bien algunas acciones de la película parecen forzadas para generar simpatía hacia ciertos personajes -Miranda, los niños abusivos, etcétera-, el resultado es aceptable y el mensaje universal: valemos por nosotros mismos. Muy recomendable.
 
twitter: @hectroexafm
 
 
Escucha FILMANÍA los martes a las 8 pm por EXA FM 95.5